DIENTES, ENFERMEDADES: Caries, Piorrea, Encías Sangrantes


La salud dental es primordial y una obligación cuidarla a diario. La Caries dental o caries del diente aluden a una imperfección o hueco en el diente.

 

La causa de la caries dental es la placa, un tipo de sustancia en la boca que se compone de gérmenes en su mayoría. La caries dental se produce en el externo del diente, que toma el nombre de esmalte. Si descuidamos esa capa externa, la caries puede penetrar en el diente y en sus respectivos nervios, causando dolor.

 

La caries se puede prevenir teniendo una adecuada higiene bucal, cepillando los dientes a diario con pasta dental con base de flúor. Es necesario también usar hilo dental para extraer los posibles residuos que se alojan a nivel interdental.

 


 

Es también adecuado tener cuidado con los alimentos de tipo duro o en la mediad de lo posible comer menos azúcares o comida azucarada.

 

Otra recomendación es visitar a su odontólogo o dentista de manera regular para que sea este profesional quien controle o solucione su salud dental y oral.

 

CARIES

 

Las caries dentales es uno de los trastornos más comunes entre las personas, de especial afección en los niños y personas jóvenes. Las bacterias se encuentran en la boca y convierten todos los alimentos, generalmente los azúcares y almidones, en ácidos. Todo ello, el ácido, bacterias, los residuos alimenticios y la saliva se combinan en la boca para formar una sustancia llamada placa que se fija o adhiere a los dientes. Su incidencia es mayor en los dientes molares posteriores, casi siempre encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones.

 

La placa que no se elimina de los dientes se convierte en sarro. La placa y el sarro irritan las encías, derivando en periodontitis o gingivitis.

 

Es muy importante limpiarse antes de los 25 minutos tras ingerir o comer, ya que la a placa se acumula en los dientes y si no se quitase puede ya provocar la caries.

 

Los ácidos en la placa dañan el esmalte que cubre el diente y producen pequeños agujeros que se convierte en caries. No suelen doler pero sí , si afecten los nervios o crean un riesgo de fracturar el diente. Si descuidamos y no realizamos una higiene dental, bucal adecuada a diario puede también producir u absceso dental, pudiendo causar la pérdida.

 

Los carbohidratos, principalmente almidones o azúcares aumentan el riesgo de caries dentales. Cuidado con alimentos de índole pegajosa y los alimentos refrigerados ya que aumentan los ácidos, causa de caries dental.

 

Es recomendable tener una dieta vegetal frente a una más de base cárnica, no abusar de carbohidratos y sobre todo de azúcares. Siempre una limpieza por cada ingesta o comida y no olvidarse de beber agua y enjuagar la boca entre horas si picamos algo y no podemos limpiarnos con cepillo.

 

No existe remedio a base de fitoterapia, pero si aliviar el posible dolor con el tomillo. El hipérico. El brezo o masticar las semillas de comino.

 

ENCIAS SANGRANTES

 

Se produce generalmente después de las comidas y manifiesta una debilidad de las encías, y como su nombre indica hace que sangren las encías, soporte exterior de los dientes.
Se recomiendan desde el ámbito natural, enjuagues bucales de tomillo, zarza, salvia y de menta.

 

PIORREA

 

Es la manifestación de pus en las encías, creando o provocando irritación dolor y escozor en las mismas. Suele ser por una falta o muy mala higiene bucal, que deriva en una mala circulación en los vasos sanguíneos.

 

Se recomienda desde la fitoterapia, enjuagues de albahaca, malva y corteza de sauco.

 

Vídeo sobre las caries: