SÍFILIS, ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL


Existen enfermedades infecciosas que tienen como característica común, el transmitirse por contacto sexual. Se denominan E.T.S. (Enfermedades de Transmisión Sexual) o venéreas y entre ellas se encuentra la sífilis.

 

Afectan a mujeres y hombres, pero si cabe puede manifestar más gravedad en la mujer, máxime si está embarazada, pudiendo crear graves problemas de salud al feto o al bebé.

 

Las enfermedades de transmisión sexual son de transmisión infecciosa, que se adquieren por tener relaciones sexuales con alguien infectado. Sus causas son bacterias, virus y parásitos. Entre otras manifestaciones pueden crear úlceras, granos y ronchas en la región genital, que pueden ser dolorosas o indoloras (en el caso de la sífilis); también verrugas, ampollas, picazón, aparición de ganglios en la ingle y dolor en el bajo vientre, etc.


 

Existen más de 18 tipos de estas enfermedades y dependiendo de cada una hay distintas sintomatologías. Por ejemplo la gonorrea, tanto masculina como femenina hace que aparezcan secreciones por la uretra en el hombre y flujo vaginal en la mujer .También pueden aparecer ardor o escozor cuando se orina.

 

Este tipo de enfermedades cuando son causadas por bacterias o parásitos, el médico puede tratarla con antibióticos u otros medicamentos, pero si es por virus, no hay curación, aunque los medicamentos pueden mantener la enfermedad bajo control. Se recomienda el uso correcto de preservativos de látex, ya que reduce las posibilidades de contagiarse, pero no elimina el riesgo.

 

La sífilis es causada por una bacteria y afecta tanto a los hombres como a las mujeres. Suele infectar la zona genital, la boca, los labios y el ano. Se adquiere generalmente por contacto sexual con una persona que la posee, aunque también se puede transmitir de una madre a su feto o bebé durante el embarazo.

 

En estados iniciales, la sífilis suele causar una llaga, pequeña e indolora. También suele causar inflamación de los ganglios linfáticos más próximos.

 

Debemos tempranamente tratarla, porque derivaría en una erupción cutánea que no pica, en las manos y los pies, no notándose durante años, apareciendo y desapareciendo los síntomas.

 

Estas llagas por sífilis pueden facilitar la adquisición o el contagio del VIH en las relaciones sexuales. En el embarazo, la sífilis puede causar defectos congénitos o abortos, así como en caso excepcionales problemas de salud graves con resultado de muerte. Si se detecta a tiempo, la enfermedad se cura fácilmente con antibióticos.

 

Desde la fitoterapia y con las propiedades de las plantas sólo se puede complementar a la medicina clásica y con el consentimiento expreso del médico.

 

Se puede como tratamiento natural, no en este caso alternativo eficaz, pero sí complementario al clásico hacer que el organismo sea más resistente contra la bacteria, para ello nos ayudan las plantas que incrementan la inmunidad y antioxidantes, entre ellas destacamos el romero, el orégano, hinojo, té verde, equinacea y la uña de gato.

 

Y como plantas antibacterianas podemos complementar con el regaliz, saúco, hipérico y el fantástico ajo.