GRIPE AVIAR


La gripe normal es una enfermedad habitualmente estacionaria con mayor incidencia según la temporada de mayor incidencia otoñal e invernal. Tiene presencia de meses por tanto, pero la más persistente y de gravedad por brotes es la denominada gripe aviar (procedente de las aves), también conocido como la cepa H5N1.

 

Hay presagios de escenarios terribles cuando el germen salta o pasa de las aves infectadas a los humanos, desencadenando una posible e hipotética pandemia mundial. Por ahora, parece que los seres humanos contraen la enfermedad sólo por contacto directo con aves domésticas vivas infectadas, principalmente pollos, limitando así su posible propagación. Los expertos temen que el virus pueda en algún momento mutar en una cepa capaz de hacer que la transmisión sea de persona a persona, lo cual indica ese presagio catastrófico.

Aún no existe ninguna vacuna para esta cepa de gripe y los estudios indican que el virus puede estar desarrollando resistencia al fármaco antiviral Tamiflu. Entonces lo mejor que podemos hacer para evitar esta gripe es en principio prevenirnos lo mejor posible. Para ello la mejor defensa es incrementar el sistema inmunológico siempre pero en especial por delante de la temporada de mayor incidencia de gripe, tomando suplementos que tienen efectos directos de antivirales y otros que desarrollen y ayuden al cuerpo a combatir la infección y reducir los síntomas.

 

Por ejemplo, la falta de selenio debilita el sistema inmunológico, llevando las infecciones adquirida a que sean más graves, pero además cuando un virus de la gripe afecta a una persona por esa deficiencia de selenio, la cepa muta con carácter más agresivo y peligroso. Lo cual no supone que las personas cercanas a la infectada y que posean adecuados niveles de selenio, no se vean afectadas , no siendo ya inmunes al contagio, Se recomienda tomar 200 mg. de selenio al día hasta un máximo de 400 mg. durante una infección activa.

 

Es muy importante ingerir una dieta sana con muchas verduras frescas y suplementar con algún multivitamínico, dando al sistema inmunológico un reforzamiento para evitar los virus de la gripe aviar. Sin embargo, incluso si antes no se ha preparado antes de la gripe aviar, se puede todavía reforzar durante la enfermedad. Para ello aumente sus vitaminas tomando por ejemplo de manera suplementaria vitamina D, C y zinc. Incluya en su dieta ajo y guindillas ya que tienen antioxidantes y le ayudarán a calmar el malestar respiratorio. Coma setas shiitake y maitake para aumentar el sistema inmunológico.El ya nombrado selenio comiendo nueces, atún y pan integral.

 

Desde el mundo de las plantas podemos reforzar nuestro sistema inmunológico tomando infusiones de borraja, laurel y romero.El Jengibre es muy bueno, así como la Uña de Gato para reforzar nuestra defensas corporales.

 

Utilizar N-acetil cisteína (NAC) puede ofrecer el mejor apoyo antioxidante contra la gripe. Se recomienda tomar 600 mg de NAC dos veces al día durante la temporada de incidencia gripal. Si existe infección activa, puede aumentar la ingesta de N-acetil cisteína de 3.000 a 4.000 mg para todos los días y también aporte la Lisina (plátano, apio, col papaya) , ya que estos aminoácidos son extraordinarios en antioxidantes antivirales que le ayudarán a una mejor recuperación.


Vídeo animación sobre la gripe aviar: