Estilos de vida y remedios naturales para el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en niños

 

Debido a que el TDAH es un trastorno complejo y cada persona con esta enfermedad es única, es muy difícil hacer recomendaciones que sean perfectas para cada niño.

 

No obstante algunas de las siguientes sugerencias pueden ser de ayuda:




 

Los niños en el hogar

 

Muéstrele a su hijo muestras de afecto. Los niños necesitan saber que son amados y queridos. Centrarse sólo en los aspectos negativos de la conducta de su hijo puede dañar su relación con él o ella y afectar a la autoconfianza y la autoestima.

 

Si su hijo tiene dificultades para aceptar los signos verbales de afecto, una sonrisa, una palmadita en el hombro o un abrazo pueden mostrarle su atención y preocupación por él. Puede buscar comportamientos con los que se pueda mostrar estima y admiracion a su hijo de manera regular.

 

Sea paciente. Trate de conservar la paciencia y la calma cuando se trate de su hijo, incluso cuando su hijo está fuera de control. Si usted está tranquilo, su hijo es más probable que se calme también.

 

Vea las cosas en perspectiva. Sea realista en sus expectativas de mejora - tanto en la suya propia y la de su hijo.

 

Tómese el tiempo para disfrutar de su hijo. Haga un esfuerzo para aceptar y apreciar las partes de la personalidad de su hijo que no son tan difíciles.

 

Una de las mejores maneras de hacer esto es simplemente pasar tiempo juntos. Este tiempo debería ser un momento de intimidad cuando no hay otros niños o adultos por medio. Trate de darle a su hijo actitudes positivas más que negativas todos los días.

 

Trate de mantener un horario regular para las comidas, las siestas y antes de acostarse. Use un calendario grande para marcar las actividades especiales que tiene. Los niños con TDAH tienen dificultad para aceptar y adaptarse al cambio. Evite la repentina transición de una actividad a otra.

 

Asegúrese que su niño está descansado. Trate de que su niño no se canse demasiado, porque la fatiga habitualmente hace que los síntomas del TDAH sean peores.

 

Identificar las situaciones difíciles. Trate de evitar situaciones que son difíciles para su niño, tales como sentarse en exposiciones largas o al ir de compras en centros comerciales y supermercados, donde la gran cantidad de mercancía pueda serle abrumadora.

 

Utilice los tiempos de espera o la pérdida de un privilegio para la disciplina de su hijo. Para los niños con TDAH, un tiempo de espera en la estimulación social puede ser muy eficaz. Los tiempos de espera debe ser relativamente breves, pero el tiempo suficiente para que su hijo puedarecuperar el control. La idea es interrumpir y desactivar una conducta fuera de control. Un tiempo de espera no funciona para todo, pero muchos padres han encontrado que es una de las mejores herramientas para administrar el comportamiento de un niño hiperactivo o impulsivo.

 

El trabajo en la organización. Ayude a su hijo a organizar y mantener un cuaderno de tareas diarias y asegurarse de que su hijo tiene un lugar tranquilo para estudiar. Junte objetos en la habitación del niño y guárdelos en espacios claramente marcados.

 

Busque maneras de mejorar la autoestima y el sentido de la disciplina. Los niños con TDAH con frecuencia trabajan muy bien con proyectos de arte, música o clases de baile, o clases de artes marciales, especialmente el karate o el tae kwon do. Pero no obligue a los niños en actividades que están más allá de sus capacidades.

 

Utilice palabras sencillas y haga demostraciones cuando le da a su hijo pautas . Hable despacio , suave y sea muy específico y concreto. Dé una orden o pauta a la vez. Deténgase y tenga contacto visual con el niño cuando le dé instrucciones.

 

Tómese un descanso. Si está agotado y estresado, usted es un padre o una madre mucho menos eficaz.