AEROFAGIA, FLATULENCIA, METEORISMO

 

Se produce por el exceso de gases en el aparato digestivo. En la digestión se producen gases como el dióxido de carbono, el nitrógeno , el hidrógeno y metano. Si son un exceso se produce hinchazón en el estómago, dando lugar a dolor estomacal y su expulsión vía anal o boca provoca desde hipo, a eructos, y ventosidades, flatulencias.

 

Son la consecuencia de problemas gástricos por nervios, malas digestiones y problemas emotivos.

 

Sin dudar del problema social que provoca estos gases expulsados ante el resto de la sociedad, son tratados o considerados de mala educación.


 

Una mala alimentación o inadecuada por consumo de judías, alubias, coles, repollo, cebolla y manzanas , o incluso alergias producidas por intolerancia a la lactosa o el gluten , así como problemas o afecciones digestivas son causa de la aerofagia.

 

La colitis ulcerosa, problemas de hígado o páncreas, el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Chron , se han catalogado como causantes de este problema.

 

Se recomienda no tomar legumbres y bebidas carbohidratadas causantes de gases, tomar fibra vegetal, hacer ejercicio mínimo sencillo ( andar) , evitar el estrés , realizar automasajes en círculos en el vientre, evitar los chicles o gomas de mascar ( por su contenido en sorbitol) , y tomar frutas como la piña, la papaya, los kiwis, los cítricos y el yogur.

 

Siempre comer despacio, sin prisas, y masticando bien, evitando una mayor entrada de aire con los alimentos. Beber despacio y sin ansiedades.

 

Dentro de los suplementos nutricionales , todos aquellos que aporten Vitamina B y B5, así como el carbón vegetal con arcilla verde que su sinergia coadyuva a los gases intestinales.

 

En el sabio mundo de las plantas encontramos varios grupos como las carminativas que expulsan los gases , entre ellas el poleo, perejil, anís y menta.

 

Las plantas digestivas que favorecen las digestiones. La manzanilla, hinojo y la lavanda son máximo exponente.

 

Las plantas con propiedades antisépticas que evitan que se produzcan putrefacciones en el intestino , siendo el jengibre la estrella.

 

Las terapias alternativas como la homeopatía , la reflexeoterapia y la acupuntura resultan muy efectivos.