Alzheimer

 

¿Cómo se cura el Alzheimer?

 

Maria


 

Estimada María,

 

Esta enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta con deterioro cognitivo y trastornos conductuales, no tiene cura actualmente, aunque si se pueden mejorar los síntomas o retrasar el avance de la enfermedad, la cual se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

 

Una alimentación adecuada y unas pautas definidas con los enfermos de Alzheimer es la mejor terapia para retrasar la enfermedad.

 

Las pautas con el enfermo deben buscar un entorno adecuado tanto social como de cariño de familiares y amigos, siempre encaminado a que se estimule el recuerdo, la memoria. Para ello lecturas sencillas, ejercicios de estimulación de memoria y hasta un poco de ejercicio, caminar, dar un paseo para que todo ello mejore la circulación sanguínea del cerebro y estimule sus actividades.

 

La alimentación debe aportar ácidos grasos esenciales, tanto Omega-3 (aceite de lino, pescados azules de aguas frías: caballa, salmón, sardina, atún.; aceite de borraja, y de onagra), como de Omega-6 (aguacate, germen de trigo, sésamo, nueces) garantizándonos un aporte ideal de aceite linoléico.

 

También todo alimento rico en Vitaminas C (cítricos, acerola, tomate) nos aportarán defensas como buenos antioxidantes a nivel cerebral.
Vitamina E indispensable para un correcto funcionamiento de nuestra actividad cerebral , para ello se debe consumir aceite de oliva, germen de trigo o la soja con su lecitina que favorece la memoria.

 

En el campo de la fitoterapia , bien sea en suplementos de los cuales tomar ginseng que estimula el cerebro ( unos 600 mgrs. al día en dos tomas) o el magnífico Ginkgo Biloba que mejora la circualción de sangre a nivel cerebral (tomar unos 200 mgrs al día) , o en forma de plantas que se puedan comer o infusionar, donde destacamos el Haba ríca en colina que mantiene la acetilcolina indispensable para el buen funcionamiento neurotransmisor entre las células del cerebro.

 

Esta función también la potencia el tomar salvia en infusión .

 

No olvidar infusiones de romero e hinojo por ser antioxidantes y desde luego la órtiga y sus propiedades para formar y mantener los estrógenos necesarios para nuestra memoria

 

Existen trabajos de investigación que se encaminan a inventar la primera vacuna como terapia contra la enfermedad, trabajos que se centran mas que en frenar la enfermedad, en prevenir que aparezca. Se trata de cuantificar la cantidad de beta amiloide que hay en sangre, la proteína encargada de afirmar o negar que una persona desarrollará el Alzheimer.

 

Existen otras terapias que trabajan con las células madre extraídas de la médula espinal del paciente, del hueso de la cadera (cresta ilíaca), y luego son nuevamente transplantadas dentro del cuerpo algunos días después. Antes del trasplante de las células, la médula espinal se procesa, en donde también se controla la cantidad y calidad de las células madre.

 

Estas células madre trasplantadas tienen la capacidad de transformarse en células nuevas que pueden rejuvenecer o reemplazar el tejido y/o nervios dañados. El objetivo del tratamiento es retrasar o detener el avance de los síntomas del mal de Alzheimer.