Tratamiento natural de la ANOREXIA NERVIOSA

 

Es una enfermedad alimenticia derivada de una opción personal que hace que no se ingiera comida debido a un miedo a aumentar de peso que lleva primero al rechazo alimenticio y posteriormente a la verdadera sensación de no tener hambre.

 

Debe ser diagnosticada por un especialista y por una alerta familiar en las conductas del enfermo-a.

 

Es una enfermedad con más incidencia en las mujeres , pero aumenta en los últimos tiempos en los hombres.

 

Se produce una perdida de peso de tal magnitud , hasta el 40% , que provoca la degradación del cuerpo por la reducción de masa corporal creando problemas y alteraciones en los riñones, el corazón , las hormonas y variando la composición de la sangre. Los casos extremos conducen a la muerte.



 

Las causas suelen ser psicológicas y sociales principalmente. El deseo de tener según pautas y patrones de belleza una delgadez exagerada u extrema hace que dietas de adelgazamiento excesivo conduzcan a esta enfermedad .

 

También el miedo a engordar u otros traumas personales como accidentes, muertes de personas queridas, problemas sexuales u afectivos, perdida de autoestima, etc. son causas habituales que derivan en no querer comer, rechazar alimentarse y tener anorexia.

 

Esta enfermedad causa anemias, problemas de menstruación, insuficiencia cardiaca, osteoporosis, estreñimiento, retraso en el crecimiento, caída del cabello, problemas dentales, etc.

 

Así mismo produce a titulo personal social, irritabilidad, imposiciones a terceros en lo que hay que comer, miedos a engordar , baja estima personal, insociabilidad, etc.

 

El tratamiento natural de esta enfermedad requiere reeducación alimenticia y una superación de los problemas psicológicos para poder contrarrestar la perdida de peso y recuperarlo adecuadamente a la edad del paciente.

 

Se debe ingerir de manera gradual de menos a más todos los grupos alimenticios de manera equilibrada( proteínas, minerales, hidratos de carbono, grasas) , pero sin abusar de las cantidades nunca y de las grasas o exceso de azúcares.

 

Comer despacio y masticando bien para el aprovechamiento de los nutrientes, y con el placer de redescubrir la necesaria alimentación, siempre con las verduras, hortalizas, legumbres, frutas, frutos secos, cereales, patatas , arroz y los indispensables aceites vegetales (oliva, soja), así como en este caso los huevos, la leche para un mejor aporte de proteínas.

 

La fitoterapia nos ayuda en la doble versión de las propiedades de plantas que ayudan contra la ansiedad y los nervios como son la tila, la valeriana, la melisa, y aquellas plantas que nos favorecen o abren el apetito de manera natural como el hinojo, el diente de león, la canela y la zanahoria rallada con unas gotas de limón.

 

Es muy efectivo para resolver las causas o problemas psicológicos que desembocan en la anorexia o como prevención, apoyarse en alternativas como el yoga, el taichi, la relajación y la acupuntura