ASMA, BRONQUIAL Y/O ALERGICA

 

Es una enfermedad crónica que padecen millones de personas, con frecuencia en edad infantil y con una incidencia doble en el sexo masculino frente al femenino.

 

Se caracteriza por dificultad al respirar , tos , opresión en el pecho , etc. debido a una irritación o inflamación de los bronquios, causando una menor fluidez respiratoria con tendencia a ahogarse.

 

Son de uso común los inhaladores en las personas que sufren de asma.


 

Muchas de las personas afectadas por asma se debe a la alergias que provocan esas tediosas crisis al respirar. La exposición al polen , al polvo , a los ácaros como alergenos que son producen o son factores de enfermedad asmática.

 

En esta faceta, la herencia biológica suele ser determinante para la predisposición a la enfermedad.

 

Se recomienda reducir el estrés y el nerviosismo para evitar dichas crisis y no forzar el ritmo respiratorio normal.

 

Evitar los lugares cerrados y que puedan estar sucio de polvo o partículas suspendidas en el aire.

 

Ventilar bien los lugares de estancia y dormir, así como lavar adecuadamente la ropa de cama y vestir.

 

No es recomendable los sitios o ambientes excesivamente fríos.

 

Si se posee o se tiene contacto con animales domésticos , estos deben estar limpios e higiénicos.

 

A veces el propio pelo del animal inhalado es causa de una ataque de asma.

 

La fitoterapia dispone de plantas naturales que evitan la inflamación bronquial desde la angélica, pino, eucalipto , menta, melisa pasando por el romero, violeta y tomillo.

 

Se ha demostrado el buen funcionamiento de la homeopatía uncista, que busca el equilibrio interno corporal para llegar a reducir y solucionar estas reacciones alérgicas causa común del asma.