ESGUINCES de TOBILLO

 

Los esguinces de tobillo se producen por un mal movimiento del pie forzando en exceso ligamentos y provocando por tanto estiramientos, lesiones o roturas de éstos.

 

Los síntomas de un esguince son inflamación en el tobillo, acompañada de un fuerte dolor, en algunas ocasiones puede aparecer también enrojecimiento en la zona o grandes hematomas.

 

No todos los esguinces de tobillo tienen el mismo grado de lesión , por ello se clasifican desde el grado I al 3 , siendo los esguinces de clase I , los más leves y donde sólo hay distensión de los ligamentos y aunque también hay dolor e inflamación éstos son moderados.

 

Los esguinces de tobillo más severos son aquellos en los cuales hay rotura de ligamentos, esta puede parcial o total, también pueden romperse varios ligamentos a la vez.

 

En el primero de los casos cuando el esguince sólo se produce por distensión de ligamentos pero no hay rotura, el tiempo de recuperación será más breve, entre 15 y 20 días. Estos son los clasificados como grado 2


 

Cuando en el esguince de tobillo se produjo la rotura parcial de los ligamentos se necesitará aproximadamente un mes para que se recompongan las fibras.

 

El caso más severo de esguince de tobillo de clase III, es cuando hay rotura total de uno o más ligamentos el tiempo de recuperación aproximado puede ser de 2 meses.

 

Existen varios tratamientos naturales, pero nunca se debe obviar la exploración médica para saber el alcance real de la lesión.

 

Es muy recomendable colocar agua bien caliente sin que queme en un recipiente, se añaden un vaso de vinagre y un puñado de sal.

 

Se sumerge el pie en el recipiente que debe ser lo suficientemente alto como para que el agua cubra bien el tobillo. Se deja el pie sumergido hasta que el agua comience a enfriarse, esta operación puede repetirse dos veces al día.

 

Cuando se produce un esguince de tobillo es necesario inmovilizar el pie colocando una banda elástica alrededor del tobillo, aunque son varios los osteópatas que abogan por una inicial manipulación antes del reposo recomendado.

 

En los esguinces se recomienda hacer reposo con la pierna levantada.

 

Se puede también aplicar hielo sobre la zona afectada.

 

Del mundo natural de las plantas recomendamos infusiones de sauce y cola de caballo , ya que son relajantes musculares y a su vez reducen el dolor.

 

Las aplicaciones de malvavisco o tomillo cocido envueltas en una gasa y aplicadas al tobillo , reducen y recuperan el esguince leve.

 

Dentro de la ingesta alimenticia, nunca olvidar a la piña con su bromelina y sus propiedades antiinflamatorias, muy útiles también para tendinítis (inflamación de tendones) o las lesiones con influencia del líquido sinovial como las bursitis. Los deportistas suelen conocer sus excelencias.