GRIPE, ENFERMEDAD INVERNAL

 

Esta enfermedad invernal del aparato respiratorio es causada por un virus.

 

Sus síntomas son más agudos que el de un resfriado y producen fiebres altas, dolor corporal general, dolor de cabeza y garganta, mareos, etc.

 

Se distinguen varios tipos de gripe según la cepa o procedencia del virus, la denominada gripe común abarca desde la tipo A (H1N1) de índole grave que puede producir la muerte , hasta la Tipo C de carácter leve, pasando por la de Tipo B, menos grave y muy localizada geográficamente.

 

Cuando ataca al sistema digestivo se produce la gripe llamada estomacal.


 

Las gripes pueden ser también de procedencia animal como la porcina, la aviar (aves).

 

La gripe en personas se manifiesta por transmisión viral tanto por respirar aire con microorganismos víricos o por el contacto e infección de objetos , manos, boca, nariz.

 

Todas las gripes son contagiosas y son causa de absentismo laboral y escolar.

 

Se recomienda como prevención y tratamiento natural los siguientes consejos, así aumentaremos las defensas de nuestro organismo y evitaremos infecciones víricas , consiguiendo reducir la exposición a la enfermedad.

 

Una buena higiene, reducir el estrés, beber agua y zumos , dormir bien y suficiente, no fumar, respirar ambientes limpios y adecuadamente de temperatura y humedad, y sobre todo una alimentación adecuada para aumentar las defensas corporales.

 

Ingerir frutas, verduras, hortalizas , cítricos (Vitamina C) , más vitamina A con Zanahorias, espinacas, pimientos , plátanos.

 

Tomar más alimentos con propiedades antioxidantes y ricos en zinc como los apreciados higos, espárragos y berenjenas.

 

En el mundo natural encontramos también como aliados al ajo , crudo o picado en ensaladas, la menta , la equinacea , la lavanda , la tila, el laurel que tomadas vía infusión refuerzan nuestro sistema inmunológico previniendo y ayudando contra la enfermedad