PIE DE ATLETA

 

El pie de atleta es una infección provocada por un hongo, habitualmente es la tiña, que se acentúa por el calor y la humedad.

 

Se manifiesta en la planta o entre los dedos de los pies , y muy a menudo por el sudor y una menor transpiración de los mismos, causada por calcetines inadecuados de exceso de fibras sintéticas o calzado, zapatos muy cerrados que no dejan transpirar y a la postre provocan micosis.

 

Sus síntomas más característicos son los picores , pequeñas fisuras en la piel , mal olor , quemazón u ardor.

 

Existen tratamientos naturales basados en productos comunes en nuestra vida y entorno , así como llevar una adecuada higiene y pautas para erradicar y prevenir en su caso esta enfermedad.




 

Dentro de estas últimas , destacamos usar calcetines y zapatos que permitan transpirar los pies, usar chancletas en piscinas o recintos deportivos comunes, lavar con jabones no agresivos y con funguicidas a ser posible y sobre todo siempre, siempre secar muy bien los pies, y entre sus dedos.


Es muy bueno aplicar polvos de talco una vez secos .


Es muy efectivo aplicar yogur natural entre los dedos , dejar una hora y luego limpiar lavando y secando muy bien los pies.


Otro remedio es con agua tibia y en un caldero , verter medio litro de vinagre de manzana, introducir los pies , dejarlos unos minutos dentro para posteriormente lavar con agua y secar muy bien.


Así mismo, realizar una pasta con bicarbonato sódico con algo de agua y aplicar en la zona afectada , supone un remedio muy efectivo.


Dentro de la fitoterapia y las bondades de las plantas , siempre deberemos escoger aquellas que sean
antisépticas , con propiedades fungicidas y que evite la sudoración en definitiva.


Así, cocer durante 15 minutos 100 grs. de tomillo en un litro de agua , introducirlo en un caldero y a su vez sumergir los pies , nos supondrá un efectivo tratamiento contra el pie de atleta, no olvide secar muy bien los pies a posteriori.


Macerar 8 dientes de ajo en aceite de oliva durante 3 días y luego aplicar con una gasa entre los dedos de los pies , nos hace aprovechar las propiedades bactericidas del ajo y solucionando nuestro problema de pie de atleta.