QUEMADURAS, SU CUIDADO Y TRATAMIENTO

 

Estas heridas producidas en nuestra piel por el calor, por los rayos solares, por la abrasión o productos químicos y por radiación, son el peor enemigo de nuestra piel , pudiendo afectar por debajo de ella a los tejidos y órganos corporales.

 

Atendiendo a su gravedad y profundidad, se clasifican en primer, segundo y tercer grado.

 

Las de primer grado se autoregeneran en pocos días, después de tener inflamación y dolor.

 

Las de segundo grado afecta ya a la capa inferior de la piel creando ampollas y pueden dejar cicatrices.

 

Curiosamente las de tercer grado son menos dolorosas, pero las peores ya que afectan a tejidos y órganos , dejando cicatrices grandes y sin regeneración dérmica, haciéndose necesario los injertos cutáneos.

 

La superficie corporal porcentual quemada determina la gravedad o la moderación de las quemaduras.

 

Evidentemente requieren hospitalización o atención médica todas de ellas .

 

En cuanto a quemaduras leves ,es recomendable en primeros auxilios enfriar la quemadura leve con agua del grifo para mitigar el dolor , nunca hielo.

 

Tenemos pequeños remedios para las quemaduras leves , aplicar sobre la quemadura miel, harina , yogur, zanahoria o manzana son muy efectivos, calman y regeneran.

 

En el mundo natural y de las plantas encontramos un grupo de ellas que tienen contrastadas su efectividad por sus propiedades antiinflamatorias que reducen el hinchazón , las antibióticas y cicatrizantes, y las que regeneran la piel.

 

Destacan el aloe vera, aplicando la pulpa interior de la hojas, la lavanda con aplicación líquida sobre la herida