SÍNDROME PREMENSTRUAL O TENSIÓN PREMENSTRUAL

 

Es un conjunto de síntomas que se presentan por lo general desde el día 14º del ciclo menstrual, cuando se inicia la fase de ovulación, hasta la aparición de la regla. Sueles ser irregular, es decir, no presentarse todos los meses, variar en intensidad, incluso algunos síntomas pueden maniifestarse a veces, y otras no.

 

También tiene aspectos positivos relativos digamos en algunas mujeres , que pueden llegar a experimentar una gran energía y se sienten especialmente creativas y con fuerza durante este período.

 

Afecta a mujeres entre 20 y 50 años y con una incidencia que abarca desde el 25% al 90% de padecimiento a título femenino..


 

No sólo son síntomas físicos, sino también psicológicos y de comportamiento. Produce hinchazón de abdomen, tobillos y dedos, sensación de hinchazón, pechos pesados y doloridos, dolor de cabeza, calambres parecidos a los menstruales, trastornos cutáneos. A nivel psicológico crea : tensión e irritabilidad, depresión, reacciones emocionales desmesuradas e ilógicas, deseos de ciertos alimentos, grado anormal de fatiga.

 

Suele producirse por un desequilibrio entre los estrógenos y progesterona, concretamente a una insuficiencia de progesterona y a un exceso de estrógenos, desequilibrio que por lo demás, está implicado también en otras dolencias femeninas como la sensibilidad mamaria, los fibromas/miomas y los quistes ováricos, entre otras.

 

Se recomienda como tratamiento natural realizar una dieta rica en frutas y verduras , siendo prioritarias las ingestas de alimentos ricos en serotonina como los plátanos y la piña); aquellos con aporte de potasio como la lechuga, patatas, tomates, guisantes, uvas y espinacas.

Tomar también Vitamina B6 (Pirodoxina) a través de los frutos secos y los cereales integrales.

 

Evitar el alcohol , el café y la sal común.

 

Realizar ejercicio moderado , siendo recomendable un paseo de 30-40 minutos entre 4 y 6 veces por semana. Esto nos facilitará dormir y descansar mejor.

 

No hay que descartar los ejercicios de relajación , acupuntura o reflexeoterapia que nos ayudan a armonizar nuestro cuerpo..

 

Es muy útil tomar infusiones oe ne suplementos de aquellas plantas que nos refuerzan el equilibrio hormonal y entre ellas destacamos el aceite de onagra con su aporte de ácido gamalinolénico que se convierte en nuestro cuerpo en prosglandina E1.

 

Son muy efectivas también la pasiflora, la manzanilla y la valeriana que regulan el ciclo menstrual y su incidencia hormonal..