Tratamiento natural de la TUBERCULOSIS

 

Es una enfermedad infectocontagiosa ocasionada por el bacilo de Koch, que cuando se introduce en el cuerpo puede atacar cualquier órgano: vértebras, piel, riñones, huesos o intestinos, pero en un 90% de los casos se localiza en los pulmones y produce la tuberculosis pulmonar.

 

Es una enfermedad que se contrae por contacto con personas afectadas o sus objetos de uso personal, ya que el bacilo puede vivir fuera del organismo durante largo tiempo, por lo tanto es muy importante controlar a la población desde el punto de vista general sanitario, y requiere seguimiento médico .

 

Esta enfermedad es considerada junto a la malaria, el VIH , las más atendibles de carácter general mundial.


 

Sus síntomas generales son tos persistente, fiebre ligera, sobre todo al atardecer, adelgazamiento, debilidad, cansancio, vómito de sangre, ronquera, afonía y flemas.

 

La enfermedad de la tuberculosis es más común entre niños que en adultos. Los gérmenes de tuberculosis encuentran un refugio fácil en los pulmones.

 

Existen pautas y tratamientos naturales para curar la tuberculosis, estos son algunos de ellos:

 

Según el científico americano Tilbert, los gérmenes de la tuberculosis pueden ser destruidos quemando azúcar y tomándola.

 

Hervir leche con pimienta, añadir azúcar y darla al paciente dos veces al día por la mañana y la tarde, así se evitará la tos y la debilidad de los pulmones en las etapas iniciales de la enfermedad.

 

Los pacientes de tuberculosis que sufren de fiebre crónica deben beber zumo de limón con agua caliente con hojas de albahaca, sal ,tres veces al día.

 

Comer manzanas , uvas y zumo de zanahorias es muy útil para los intestinos, el hígado y el cerebro.

 

También los clavos son una curación eficaz para la tuberculosis.

 

Se recomienda comer coliflor cruda o cocinada ya que ayuda a vomitar sangre en caso de enfermedad avanzada

 

Los imprescindibles como la nuez y el ajo con la rutina ayudan a combatir la enfermedad. Se recomienda comer ajo crudo o en ensaladas

 

La miel es extraordinaria como remedio contra la tuberculosis por sus excelentes propiedades.

 

La homeopatía utiliza la equinacea , el ajo y el regaliz como sus tres principales elementos de cura.